Receta desde el Cielo

DSC_2010

Aun recuerdo con anhelo, la comida que tuve el placer de disfrutar en Can Fabes, ese templo de la gastronomía Mundial hoy tristemente desaparecido al igual que su precursor: el gran Santi Santamaría, cocinero autodidacta donde los haya, al cual Dios recluto para su cocina en los cielos hace ya unos años.

No tengo duda de que ese momento fue una gran perdida para el mundo de la cocina. Con su “ética del gusto” me trasmitió esa sensibilidad y respeto por el producto, por sus orígenes y por las gentes que lo trabajan. Indispensables en la cadena alimenticia.

La primera vez que tuve constancia de esta elaboración fue en una de las cenas anuales que Hostemur, (Asociación de Hosteleros de Murcia), prepara. Ese año me tocaba a mí participar en el menú y uno de los restaurantes que colaboraban en la cena, propuso estos buñuelos como uno de los postres.

Años mas tarde tuve la surte de adquirir uno de los ejemplares del magnifico libro de Santi Santamaría “La ética del gusto” en el cual aparece entre los postres esta receta para mi mágica donde las haya. Fue aquí donde empecé a descubrir a este cocinero y saber de su apasionante historia como cocinero y su comienzos en su humilde fonda (casa de comidas) que monto junto a su mujer y que mas tarde se convertiría en el primer restaurante de Cataluña en poseer las codiciadas 3 estrellas Michelín.

A los pocos años tuve la suerte de sentarme en su mesa, degustar su historia y conocerlo en persona.

Todo un placer.

¡Va Por ti maestro!

Ingredientes para 4 personas:

Trufas de Chocolate:
80 ml. Nata
150 gr. Cobertura de Chocolate
15 gr. Mantequilla
15 gr. Brandy

Para la Pasta de Freír:
180 gr. Harina
2 Huevos
16 gr. Levadura en Polvo
50 gr. Azúcar
30 gr. Agua con Gas

Para la Fritura:
500 ml. Aceite de Girasol

Además:
Azúcar Glas
Nuestro Helado Favorito

Elaboración:

Trufas de Chocolate:
1. Hervir la nata en un cazo.
2. Verter la nata sobre la cobertura de chocolate cortada en trocitos.
3. Disolver bien el chocolate con ayuda de una lengua pastelera.
4. Añadir la mantequilla en taquitos y el brandy. Mezclar muy bien hasta que se nos quede una masa homogénea.
5. Tapar con papel film a piel y meter a enfriar al frigorífico durante unas horas hasta que se nos ponga una “ganache” dura.

Para la Pasta de Freír:
1. Mezclar todos los ingredientes de la pasta de freír con ayuda de una varilla.
2. Si fuese necesario aligerarla un poco, añadir un poco más de agua con gas. Debe de quedar una masa un poco espesa, lo suficiente para poder bañar las trufas de chocolate.

Acabado Y Presentación:
1. Sacar la ganache del congelador y con ayuda de un saca bolas grande y mojando en un vaso con agua caliente ir haciendo las trufas de chocolate.
2. Hacer las trufas y llevarlas por espacio de treinta minutos al congelador.
3. Poner a calentar el aceite de girasol en un cazo a 180ºC
4. Sacar las trufas del congelador, con ayuda de dos tenedores ir pasando las trufas por la pasta de freír e ir friendo en el aceite caliente hasta que se doren.
5. Sacar del aceite con ayuda de una araña de cocina y poner sobre papel secante.
6. Espolvorear con azúcar glas y servir con nuestro helado favorito.

NOTA: Importante que las trufas queden totalmente bañadas en la pasta de freír, para que así no se nos vacíen del chocolate que se fundirá en su interior.

DSC_2007

INSTUCCIONES DE USO:

Comer de un bocado, pues nos estallaran en la boca.

Cuidado con su intenso sabor a chocolate.

Mantener fuera del alcance de los niños, puede crear dependencia.

Anuncios